El viernes aparecía en prensa un especial sobre los premios INSPIRA en los que recibía junto con Ana María Hernández la plata en la categoría Web. Una gala de premios que, si en parte fue bonita por el encuentro con los compañeros, también tuvo su parte más desagradable cuando te toca contemplar que hay categorías desiertas, otras en las que hay platas pero no oros... en fin. En mi opinión un desmadre producido por quien "manda" en la asociación, y que se salta a la torera las propias bases de los premios en las que quedaba reflejado el espíritu de los que impulsamos los premios INSPIRA como reconocimiento al trabajo y a la dignidad de los que la aman. En la pasada gala se sentaron esas bases, dejando claro que todas las categorías llevarían oro y plata, lo cual aparecía en las bases actuales hasta antes de la gala, y que, inexplicadamente (no inexplicablemente) se cambia de la noche a la mañana por mandato divino.

No entiendo algunas cosas, como los reconocimientos a aquellos medios que durante el año no se empapan de nada de lo que los diseñadores hacemos, pero que ese día son especiales para todos y se suben al escenario a dar premios.

No comulgo con según qué decisiones y lo hago saber como persona libre e independiente, amante como se sabe y queda demostrado día a día de este trabajo.

Los premios son lo de menos. Los míos, 8, están en el trastero de casa, no los tengo a la vista. No son más que un acicate personal para cada día intentar desempeñar mejor mi trabajo, pero nunca serán arrojadizos, ni salvaguarda de nada.

Ojalá haya algún día una asociación que de verdad represente los valores de esta profesión, y no los desatinos. Que premie a aquellos que hacen su trabajo de manera entusiasta y no a aquellos que nos ponen trabas. Me indignó ver a la Junta de CyL entregando un premio cuando después se dedican a sacar trabajos fuera de nuestra tierra, exiliando nuestras posibilidades.

Me quedo al menos con mis compañeros, con los que nos acompañaron y con mi 50% en PobrelaVaca que da lecciones diarias de comportamiento, educación, respeto y creatividad. De la buena.

Comment